Flor de la pluma, ¡bienvenida primavera!


Cuando llegué a estudiar a Santiago, echaba mucho de menos mi casa. Por suerte, la universidad en la que estudiaba tenia un jardín precioso y, ya que pasaba tantas horas al día ahí , las plantas se convirtieron en un consuelo y motivo de alegría. Recuerdo especialmente a la Flor de la Pluma, con mis amigas nos instalábamos a estudiar en una pérgola que se llenaban de estas flores. Realmente era un sueño sentarse ahí en una mañana soleada, el viento mecía las racimos lila liberando su suave perfume por sobre nuestras cabezas, lo que hacia cualquier jornada de estudio mucho más placentera.


La Wisteria es originaria de China, su flor es lila o morada aunque existen algunas variedades blancas y azuladas. Los japoneses tienen una debilidad especial por esta enredadera y la cultivan ampliamente en jardines privados y abiertos al público, El más famoso es el túnel de la Wisteria en los Jardines Kawachi Fuji, si quieren presenciar este espectáculo la época ideal para visitarlo es en abril y mayo.



Es una enredadera súper robusta y longeva, puede crecer hasta 30 metros y vivir incluso más de 100 años. En invierno descansa y pierde la hoja, para volver con fuerza en primavera, hojas y flor incluida. Le gusta el sol aunque tolera semi sombra y es muy resistente a las heladas. Se adapta a cualquier tipo de suelo aunque prefiere los más arcillosos. Con los años, va generando un tronco y ramas bastante gruesas y pesadas, por lo que hay que ubicarla en un muro o pérgola firme.


Esta enredadera se adapta perfectamente a nuestro clima, si bien requiere bastante riego los primeros años, una vez madura tolera bastante bien la sequía. Sin duda es una planta de esas que traen recuerdos, así que si tienen quinchos, pérgolas, terrazas o un muro pelado no duden en recurrir a esta belleza asiática.


Les dejo una fotos de esta maravilla y sus diversos usos en el jardín, todas obtenidas de Pinterest



93 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo